menu
es / en / fr

Historia de Servicio y Reflejo de Hospitalidad

A lo largo de su trayectoria dentro del sector, Jean Berthelot ha compartido momentos junto a personalidades destacadas dentro de diferentes ámbitos y, además, ha sido reconocido en varias ocasiones gracias a su labor. 

 

Al hacer un recuento histórico sobre la industria hotelera y gastronómica de México, sin duda, el nombre de Jean Berthelot aparece constatenmente en gran parte de este relato, pues con más de 70 años en el mundo de la hospitalidad es un referente en estas dos ramas del turismo.

 

El originario de Francia se formó en la Universidad de París al iniciar sus estudios en 1945, en la Escuela de Administración de Hoteles de la cual se graduó en 1948, con las más altas calificaciones de su generación. 

Al egresar, trabajó en la Riviera Francesa, en el Hotel Claridge y en el Hotel Continental; más tarde en 1953, ingresó a la cadena Hilton, en la que por 13 años ocupó diferentes puestos de Estados Unidos. 

Fue en 1966, cuando inición su trayectoria en el País al trabajar por 24 años en Western International Hottels y fungir, más tarde, como director general del hotel Camino Real México. 

 

"Cuando llegué aquí había solamente 14 hoteles con servicios completos, como El Prado, que ahora es un clásico en la Ciudad, pero, de repente, hubo un boom en este mercado y la explosión del turismo fue espectacular", detalló. 

Durante esos años, Berthelot recibió a 30 jefes de Estado y miembros de la realeza como la Reina Elizabeth II, de Gran Bretaña, el Rey Juan Carlos, de España, entre otros. 

 

Con su visión logró que la cadena para la que trabajaba fuera miembro de The Leading Hotels of the World, por lo que al retirarse de esta empresa en 1990, fue nombrado director general emérito. 

Traer al País la asociación culinaria mundial, Confrérie de la Chaîne des Rotisseurs, importar a la franquicia de Fouquet's a la Capital, fundar el Club Vatel México e impulsar las carreras de prestigiosos chefs son solo algunos de los aciertos profesionales que ha tenido el distinguido con el "Premio al Mérito Turístico" por la Asociación de los Delegados Extranjeros de Turismo. 

 

"La Chaîne des Rotisseurs es una cofradía de abolengo que surge en Francia en el siglo 18 y en México la inició hace 51 años, actualmente esta organización tiene 25 mil miembros en 80 países, de los cuales alrededor de 320 son mexicanos", explicó quien obtuvo en 1998 por parte del ex Presidente Ernesto Zedillo, un reconocimiento especial por su contribución al desarrollo del turismo nacional. 

Otros de los puestos que desempeño fue el de director general adjunto de Aeroméxico, empresa que impulsó a lo largo de 13 años con su expertise en la parte de alimentos y bebidas haciendo 400 vuelos.

La disciplina ha funcionado coomo un as para Berthelot quien además, marcó un buen ejemplo con miles de colaboradores. Conceptos de calidad, servicio y eficiencia enseñí a lo largo de su carrera pero lo más importante fue su liderazgo al haberse ganado el respeto y admiración de los que laboraron con él 

"Atender a la gente es una profesión noble, siempre me mantuve cerca de las personas con las que estuve; el trabajo en equipo es vital, por que uno tiene que ayudar al otro, además generar un buen ambiente, esa es la clave del éxito". 

 

Reconocimientos y cargos durante la trayectoria de Jean Berthelot

  • Presidente fundador del capítulo de México de la Confrérie de la Chaîne des Rotisseurs, asociación gastronómica mundial. 
  • Presidente honorario del Vatel Club México (Afiliado a la Academia Culinaria de Francia)
  • Personaje Gastronómico de la Década por la revista Gastrotour de México, en 1993.
  • Presidente honorario de la Academia Mexicana de Gastronomía.
  • Trofeo "Marius Dutrey" de la Academia Culinaria de Francia por su apoyo a la gastronomía francesa y mexicana en México, y el desarrollo de nuevos cocineros en 1999. 
  • Medalla de oro de la Asociación Mexicana de Restaurantes (AMR) por su destacada labor por más de 50 años al servicio del turismo, en 2002. 
  • Medalla Taste Vin de Oro de la Asociación Mexicana de Sommeliers por su labor a favor de la cultura del vino en México, en 2003.